El arroz forma parte de la tradición culinaria en diferentes partes del mundo. Desde Asía hasta America Latina, y sobre todo en la cultura mediterránea, utilizan este ingrediente para crear recetas deliciosas. Gracias a los más de 40,000 tipos de arroz, es posible cocinar y preparar platillos que requieren características proporcionadas por este alimento. Esto significa que, por la forma, aroma, textura y manera de procesarlo, no todos los arroces tienen los mismos usos. Por esa razón, hoy te contamos los diferentes tipos qué hay y para qué platos se usan. ¡Vamos a ello! Y si quieres convertirte en un cocinero profesional, consulta nuestro máster.

Tipos de arroz y sus usos culinarios

Antes de comenzar, es importante decir que todos los tipos de arroz proporcionan proteínas de origen vegetal. Además, son fuente de energía, fortalecen el sistema inmunológico y ayudan a hacer la digestión. Igualmente son bajos en grasa, ricos en sodio y aportan hidratos de carbono.

La clasificación que te daremos es según el uso más adecuado para cada tipo de arroz. Independientemente del tamaño o cantidad de almidón que tenga. Así, podrás hacer una receta y basarte solo en la categoría a la que pertenece. ¡Aquí vamos!

Tipo de arroz para paella

Dentro de los tipos de arroz esta el bomba. Es el más gordito y redondo, y es un poco más caro. Este arroz se distingue por absorber mucho líquido. Esto quiere decir que para cocinarlo, hay que poner 3 tazas de agua, o el líquido que se usará, por 1 de arroz. Otra característica es que no se rompe, ni se pasa.

Arroz para hacer sushi

La característica de este arroz es que es un grano pequeño y pegajoso. Otro aspecto de este tipo es que el resultado final depende del tiempo de recolección, de la humedad o si está roto. Así, para que los granos se peguen entre sí, lo último que se necesita es que este se rompa.

Como no tiene nombre, puedes buscarlo directamente como arroz para sushi. También sirve un arroz de grano corto y redondo. Al momento de cocinarlo, la clave está en dejarlo en remojo por una hora, cambiando el agua varias veces. Después deberás poner a hervir la misma cantidad de agua que de arroz, por eso hay que medirlo.

El arroz como guarnición

Los tipos de arroz que usamos para hacer ensalada o una guarnición, tienen un aroma o sabor característico. Por ejemplo, el basmati es una buena idea por su tipo de largo o su variedad integral. Igualmente, se puede usar el arroz salvaje negro, cuyo tiempo de cocción es más largo que el normal. No obstante, cualquier arroz de grano largo, hecho «al dente», esta bien para guarnición.

Tipos de arroz integral

El arroz integral tiene variaciones según su longitud, cantidad de almidón y el color. Lo especial de este arroz es que tiene más fibra y aceites esenciales. Esta cualidad hace que tenga un sabor diferente. Además, cuenta con más nutrientes y se cuece en 40 minutos.  Es un tipo de arroz que se usa en platos vegetarianos.

Arroz blanco tradicional

Es el arroz más común, de grano redondo y longitud corta, que se usa para guisos. Sin duda, es el típico con el que comerías unas judías o zanahorias. Además, tarda unos 18 minutos en estar listo y se debe dejar reposar unos minutos antes de comerlo. Aquí entra el típico arroz a la cubana, simple pero delicioso.

Ahora ya puedes preparar y disfrutar de todos los tipos de arroz en diferentes platillos. Es momento de experimentar y hacer tus propias recetas.